Blog: La Rutina Perfecta para el Cuidado de tu Piel



Dormir con la cara limpia y libre de impurezas es necesario para prevenir el envejecimiento prematuro, las bolsas en los ojos, los puntos negros y los enrojecimientos faciales. Tener una rutina de limpieza facial diaria nos permitirá presumir de una piel hermosa, saludable y permitirá que nuestro maquillaje se vea mucho mejor.

La clave para mantener una piel saludable es generar un hábito de cuidado básico diario de acuerdo a nuestro tipo de piel, estilo de vida y presupuesto. Aquí te revelamos la rutina perfecta para limpiar tu rostro antes de dormir y en solo 5 pasos pasos.

1. Limpiar: La limpieza empieza con el proceso de desmaquillarnos, y para esto lo recomendable es usar una leche limpiadora o un agua micelar. En cualquiera de los dos casos te recomendamos la marca Bioderma, y asegurate también que sea especial para tu tipo de piel. Limpia toda tu cara para eliminar los residuos de cosméticos y otras impurezas acumuladas en tu piel. Luego enjuaga con abundante jabón facial libre de químicos para eliminar los restos de desmaquillante que pueda quedar en tu piel y para limpiar más profundamente los poros.

2. Exfoliar: Aunque es muy importante exfoliar para remover todas las células muertas y suavizar la piel, recuerda que lo debes hacer máximo una o dos veces por semana para evitar resequedad. Solo aplica tu exfoliante preferido, (y si no tienes uno te recomendamos el de Neutrogena Deep Clean) en toda tu cara dando masajes circulares suavemente, del centro hacia afuera. Termina enjuagando con agua tibia.

3. Tonificar: Muchas mujeres suelen saltarse este paso que es tan importante. El tónico, además de ser el paso más refrescante y reconfortante de la rutina de limpieza, ofrece eliminar los últimos residuos de impurezas que puedan quedar en el rostro y te permitirá comprobar si tu cutis ha quedado totalmente limpio. Lo ideal es hacerlo con un algodón limpio.

 

4. Hidratación y prevención: Siempre, tengas la piel grasa o seca, debes hidratar tu piel. Aplica una crema hidratante según tu tipo de piel en toda tu cara, o puedes seguir la tendencia actual es usar agua termal en spray, que es una opción rápida y ligera para las que no les gusta la sensación grasa en su piel.

 

 

 

5. Pasos finales: Una vez que hayas aplicado la hidratante aplica el contorno de ojos (Te recomendamos el de Eucerin con Q10) dando suaves toques en la piel.
TIP DE EXPERTO: Usa protector solar todos los días antes de maquillarte. Esto previene el daño que puede recibir la piel durante el día y previene la resequedad.